Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Colegio de Abogados de Pamplona

 
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

UNIVERSIDAD INTERNACIONAL DEL MAR - NUEVAS VISIONES SOBRE EL DERECHO PENAL

Mario Conde: «La sociedad no quiere oír hablar de la cárcel por miedo y cinismo»

26 de julio de 2007

«El 50% de las personas encarceladas son traficantes de drogas. Y, ¿por qué hay traficante de drogas? Porque la sociedad las consume. Sin embargo, la sociedad no quiere oír hablar de la cárcel: tiene miedo. ¿Por qué? Por cinismo». Esas preguntas y respuestas las encadenó ayer en voz alta el ex banquero Mario Conde, durante su participación en la segunda jornada del curso de Derecho Penal que la Universidad Internacional del Mar celebra esta semana en el hotel Don Juan de Águilas.

LA VERDAD.- El ex presidente de Banesto, condenado por el Tribunal Supremo a veinte años de prisión por los delitos de estafa, apropiación indebida y falsedad durante los seis años que gestionó el banco, aprovecha el tercer grado penitenciario del que disfruta para contar sus

experiencias en Alcalá Meco y reflexionar con actitud crítica sobre la situación carcelaria en España, tal y como refleja en un libro que sobre Derecho Penitenciario publicó en 2006.

CRITICO Y REFLEXIVO

Más delgado y moreno que cuando era portada de periódicos, aunque con el cabello igual de pulido con fijador que en aquella época, Conde habló sobre la realidad de la vida en prisión, de la relación hipócrita que la sociedad tiene con ella, de la influencia negativa que pueden ejercer los medios de comunicación en el tratamiento de asuntos penitenciarios y de las interferencias políticas detectadas en decisiones judiciales.

«Un juez concede el tercer grado a un preso común y no pasa nada, pero se lo da a un preso que milita en un partido político y un determinado medio de comunicación empieza a cuestionar la decisión», dijo Conde para hablar de la instrumentalización de la justicia y el miedo de algunos jueces a tomar decisiones que pueden ser polémicas.

Casi todas las opiniones que el ex banquero trasladó ayer a un auditorio formado en su mayoría por estudiantes de Derecho están reflejadas en su libro, donde descubre el desconocimiento que sobre legislación penitenciaria y funcionamiento de las cárceles tienen muchos abogados y hasta jueces. Sobre esta realidad, el ex presidente de Banesto coincidió con el director de la prisión de Sangonera, Guillermo Miranda, participante en la misma mesa redonda. El funcionario ilustró su intervención con anécdotas de letrados que confunden los grados penitenciaros y la de un juez que, cuando fue a Sangonera a levantar el cadáver de un preso, le preguntó por qué una persona mayor de 70 años aún seguía encarcelada. «Aquel hombre estaba en prisión preventiva, a disposición de un juez», le contestó.

La anécdota sirvió a Miranda para hablar sobre las funciones sociales de la cárcel y descubrir la realidad penitenciaria, marcada en estos momentos por la saturación de los centros, la globalización de los tratamientos a la población reclusa -«en las cárceles hay 65.539 presos; 65.539 vidas diferentes», dijo- y la falta de criterios para tomar decisiones que afectan a la socialización del reo.

En la mesa redonda que moderó el periodista de La Verdad José García Martínez también intervino Faustino Cordón, catedrático de Derecho Procesal de la Universidad de Murcia. El profesor abordó con precisión los criterios técnicos del Derecho Penitenciario y cómo se regula.

****************************************************************

Mario Conde: “La cárcel es un mundo brutal como la sociedad”

EL FARO DE CARTAGENA.- Con menos glamour que antaño, aunque sigue conservando su característico pelo engominado, y mostrando un cierto halo de misticismo adquirido en reflexiones surgidas durante las madrugadas carcelarias, Mario Conde volvía a la escena pública ayer en Águilas.

El que fuera presidente de Banesto y abogado del Estado en excedencia, impartía en el hotel Don Juan una conferencia dedicada al derecho penitenciario vivido en sus propias carnes. De este modo, el banquero que más portadas ha ocupado en la historia de España hacía su personal contribución al curso de Justicia Penal que se está desarrollando en la localidad costera.

Y así fue, Conde tiró de su propia experiencia en prisión para hablar de la cuestión. Tanto es así que no dudó en recordar a todos que su currículum incluye el tiempo que ha estado encerrado y las cárceles donde estuvo preso.

A tenor de lo contado ayer, Mario Conde ha aprovechado el tiempo entre rejas y lo calificó como “una etapa muy fructífera y positiva”. Hasta el extremo de haber tenido ocasión de “poder viajar hacia el interior para saber que la experiencia es la única verdad y me ha permitido recuperarme de los años dedicados a la política y a las finanzas”, afirmó.

Sin embargo, la visión que Conde tiene de la cárcel no es de color de rosa y la define “como un mundo brutal y hostil, al igual que la sociedad misma”. Para ilustrar su afirmación, Conde recordó que “un porcentaje muy elevado de presos son traficantes porque la sociedad consume drogas y si España es el líder mundial en el consumo de esta droga, es normal que los que trafican con ella llenen las cárceles”. De ahí, Conde extrajo una deducción categórica: “Cada sociedad tiene la prisión que se merece”.

Haciendo honor al título de su obra, Conde afirmó que escribió “Derecho penitenciario vivido” porque “existe una enorme ignorancia en esta materia”. Hasta el punto de que un juez de vigilancia penitenciaria le confesó que le había servido como manual de consulta.

Esta contribución no fue la única que llevó a cabo en el ámbito penitenciario, ya que Conde preparó numerosos recursos a los reclusos y recordó que era capaz de ganarlos todos... menos los suyos, claro está.

“EL SISTEMA FRACASA ROTUNDAMENTE”

A la hora de referirse a la rehabilitación y a la reinserción social de los presos, Mario Conde acusó al sistema penitenciario actual de “fracasar rotundamente”.

Según las cifras desveladas por Conde, “el 70% de los presos de Alcalá Meco terminan reincidiendo y regresando a la cárcel”. El antiguo presidente de Banesto volvió a referirse a los narcotraficantes señalando que “ellos consideran que su tiempo de estancia en prisión es un coste que tienen que pagar por sus actividades y esto implica que vuelvan a traficar en cuanto abandonen la cárcel”. Asimismo, Mario Conde denunció la actual masificación que existe en las cárceles españolas y recordó que en Alcalá Meco había 1.000 presos en una cárcel diseñada para 500.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona