Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

CATALUÑA

Sànchez y Turull inician huelga de hambre en prisión para presionar al Constitucional

1 de diciembre de 2018

- La ANC quiere que Jordi Sànchez haga un ayuno de 15 días para pedir la libertad de los presos del 1-O. - El presidente del Gobierno remarca que van a tener "un juicio justo". - El TC rebate el "bloqueo" del que le acusan y dará respuesta a los recursos antes del juicio.

EL MUNDO (JAVIER OMS).- Jordi Sànchez y Jordi Turull, diputados de Junts per Catalunya (JxCat) presos en la cárcel de Lledoners (Barcelona), han iniciado este sábado una huelga de hambre para presionar al Tribunal Constitucional (TC) e intentar atraer apoyos internacionales contra el juicio por el 1-O. La iniciativa, a la que los otros siete presos soberanistas -cinco hombres, dos mujeres- no se han sumado todavía, persigue desacreditar un juicio cada vez más próximo y que consideran «falto de garantías democráticas». El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, intentó neutralizar el eco internacional al que aspira la protesta respondiendo desde la cumbre del G-20 que se celebra este fin de semana en Buenos Aires «Las razones que justifican esa acción no son ciertas, van a tener un juicio justo».

En el comunicado en el que justifican su ayuno, Sànchez y Turull sitúan como principal razón el «bloqueo» del que acusan al TC por ignorar todos sus recursos y que su causa no llegue al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. Según fuentes de su defensa, en total se han presentado nueve recursos a lo largo del último año, el último el 6 de noviembre, sin que ninguno haya recibido aún respuesta. Un argumento que fuentes delTC replicaron al recordar que la gran mayoría de recursos de otras causas recibidos son rechazados. No ha sido así en el caso de los presos del 1-O, ocho de cuyos recursos han sido admitidos. Las mismas fuentes aseguraron que todos serán resueltos antes de que se celebre el juicio, informa Manuel Marraco.

El anuncio oficial de la huelga llegó acompañada de una estudiada puesta en escena en la que sí colaboraron los siete presos de Lledoners. Òmnium Cultural difundió el viernes por la noche una fotografía del grupo en uno de los patios de la cárcel. Una estampa que el independentismo comparó en las redes sociales con la del ex president de la Generalitat Lluís Companys también en prisión, junto a miembros de su ejecutivo, tras proclamar el Estado catalán en 1934.

La fotografía antecedió a una rueda de prensa en la que se confirmó el inicio oficial de la huelga. Sànchez y Turull informaron a Servicios Penitenciarios de su intención y no desayunaron ya ayer con la intención de mantener una huelga sin fecha final. En sus planes y los de los promotores de la acción se prevé, a priori, que ésta no supere los 15 días, según fuentes conocedoras de la protesta. Su abogado, Jordi Pina, y el médico que fiscalizará su evolución, Jaume Padrós, eludieron en todo caso poner un límite a una acción que admitieron que afectará a la celebración del juicio si su salud se ve afectada. Algo sobre lo que Padrós advirtió al confirmar que, por breve que sea la huelga de hambre, ambos podrían sufrir daños ya en los primeros días. El médico aseguró también que los dos presos han dejado por escrito sus «voluntades anticipadas», que no desveló, sobre qué hacer en caso de que lleguen a perder la conciencia y sea necesario alimentarles.

En el trasfondo de la iniciativa pesa también la pelea interna en el soberanismo por hacerse con el control del relato de quienes esperan juicio desde prisión. Capitalizado hasta ahora por el líder de ERC, Oriol Junqueras, el entorno más cercano a Carles Puigdemont intenta con la huelga y desde Waterloo (Bélgica) tomarle el relevo ante el electorado independentista. Bajo esa interpretación se suscribe el hecho de que hayan sido los diputados de JxCat más cercanos a Puigdemont, y ninguno de ERC, los que inicien la huelga. Junqueras sólo escribió ayer un mensaje en la red social Twitter. Fue para solidarizarse con el cómico Dani Mateo y la revista satírica Mongolia, acosados por la ultraderecha.

Dos de los objetivos de la campaña ya se vieron satisfechos ayer. medios de comunicación internacionales como The New York Times recogieron la protesta. La página web habilitada para difundir su reivindicación y recoger adhesiones también funcionó a la perfección. Al cierre de esta edición sumaba más de 60.000 apoyos de personas que sólo deben incluir su nombre y su apellido en un cuestionario, sin aportar el DNI.

Entre los firmantes se encuentran Puigdemont y el president de la Generalitat, Quim Torra. También el del nuevo ministro de Defensa de Bélgica, Sander Loones. No trascendió el nombre de ningún otro político europeo a una campaña que también logró aglutinar apoyos entre la clase política catalana. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, avaló la denuncia contra el «abuso inadmisible» del TC con los presos.

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona