Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Ilustre colegio de abogados de pamplona
Derecho penitenciario
Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > Noticias

Noticias

La extraña muerte del preso M. F.

21 de diciembre de 2017

M. F., de 28 años, falleció de "muerte súbita", según la versión oficial, en la prisión de Albocàsser (Castelló). Su familia denuncia ante la Justicia que su cuerpo presenta signos evidentes de malos tratos y torturas. Instituciones Penitenciarias estudia el asunto a la espera del informe definitivo de la autopsia

PÚBLICO.ES – (ALEJANDRO TORRÚS, MADRID).- Cuando escuchas hablar a Antonia se te encoge el corazón. El dolor por la muerte de su hijo, Manuel Fernández, traspasa la línea telefónica. Clama "justicia" y llora. A pulmón abierto. Con la fuerza que saca una madre que cree que han asesinado a su hijo y que los culpables andan por ahí, libres. El teléfono, no obstante, cambia de manos continuamente. A veces habla Antonia, la madre, otras, Antonia, la sobrina, y también la nuera de Antonia, de la que desconocemos el nombre. Entre las tres van configurando a este periodista el relato de la extraña muerte del preso M. F., que falleció en la prisión de Albocàsser (Castelló II) el pasado 22 de octubre.

Las autoridades dicen que de muerte súbita. La familia dice que fue asesinado y que así lo prueba los hematomas que presenta el cadáver. Instituciones penitenciarias, por su parte, dice que ha abierto una investigación y que hay que esperar a los resultados definitivos de la autopsia, que pueden tardar meses. Eso sí, el informe preliminar del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Castelló descarta que la muerte del joven se deba a los golpes. Este es el caso.

Manuel Fernández, de 28 años, estaba preso en la cárcel de Albocàsser en un módulo de aislamiento. La familia fue a visitarle a mediados de octubre. Su madre habló con él por teléfono y el padre tuvo la posibilidad de tener un bis a bis, siempre según la versión de la familia. "Estaba perfectamente de salud. Era un chico joven y no tenía ningún problema. Nos había dicho por teléfono que tenía problemas con los carceleros, que le pegaban, pero no quería que pusiéramos ninguna denuncia porque iba a empeorar el trato que recibía", explica Antonia, la madre, a Público. (...)

TEXTO COMPLETO EN ARCHIVO .PDF ADJUNTO

Más información

© M. I. Colegio de Abogados de Pamplona - Iruñeko Abokatuen Elkargo T. Arg. - Avenida del Ejército, 2 - Planta 10ª, 31002 Pamplona