Skip navigation.

M.I. Colegio de Abogados de PamplonaM.I. Colegio de Abogados de Pamplona
M.I. Colegio de Abogados de Pamplona

 
Derecho penitenciario
Subcomisión Bibliografía Centros penitenciarios Enlaces
La WebPresentaciónNormativaJurisprudenciaOrganismos internacionalesDoctrinaEncuentrosNoticias
Derecho Penitenciario > ¿Qué son los SOAJP?

¿Qué son los SOAJP?

Los Turnos o Servicios de Asistencia y Orientación Jurídico-Penitenciaria, con el apoyo de los Colegios de Abogados y de diversas instituciones autonómicas o municipales, vienen desarrollando una labor imprescindible de asesoramiento y defensa en materias de índole penitenciaria. Estos turnos y servicios han nacido muchas veces con el impulso de movimientos asociativos en defensa de los derechos de los presos y presas.

El Colegio de Abogados del Señorío de Vizcaya fue pionero en la creación de un SOAJP, ya que lo instauró en 1986 a través del Convenio que firmó con la Dirección General de Instituciones Penitenciarias. Los siguientes Colegios de Abogados que tomaron el testigo fueron Álava y Madrid, en el año 1989.

El ingreso en prisión de una persona supone, entre otras consecuencias, su inmediato sometimiento a una legislación distinta, la penitenciaria,  que  hasta  la  salida legal del recluso va a determinar y conformar su status jurídico. A partir de ese momento, el interno se encuentra en la situación jurídica que se ha denominado como relación jurídico - penitenciaria o de "sujeción especial" a la Administración; situación esta que no sólo no impide, sino que implica el reconocimiento (en la Ley General Penitenciaria y en el Reglamento que lo desarrolla) de una serie de derechos y deberes recíprocos entre el recluso y la Administración.

Esos derechos y deberes que se reconocen al interno sustituyen, en la práctica, a los que el recluso tenía en libertad y deben ser por ello objeto de idéntica protección. Sin embargo, la realidad de la población reclusa (falta de medios económicos, bajo nivel cultural,  dificultad para contactar con los profesionales del derecho, etc.), unido a la perentoriedad de los plazos procesales y al desconocimiento del recluso acerca de sus derechos y del modo de hacerlos efectivos, hacen que esta protección en las citadas circunstancias sea muy difícil o imposible, colocando al recluso en una situación de indefensión y desigualdad a todas luces anticonstitucional.

Todo ello justificó la necesidad y conveniencia de la asistencia letrada que los SOAJP proporcionan a los presos en materia penitenciaria, posibilitando la información sobre sus derechos y deberes y sobre el modo de hacerlos valer mediante la formulación de peticiones, quejas o recursos, en pleno desarrollo del derecho constitucional a una defensa efectiva, reconocido y recogido en la legislación penitenciaria.

Asimismo y de un modo muy especial, su labor pretende contribuir, en la medida de sus posibilidades, a la finalidad de reinserción social que, por mandato constitucional (art. 25.2 CE), debe orientar las penas privativas de libertad. A tal fin, se ha venido trabajando incesantemente en la exigencia de que el tratamiento de los internos y la reinserción social sean una realidad y no una mera declaración de principios vacía de contenido.

En pocas palabras, puede afirmarse que sus objetivos y funciones se articulan en torno a dos conceptos fundamentales: el garantismo (en tanto en cuanto velan por el cumplimiento de los derechos de la población reclusa) y la reinserción social (en tanto en cuanto insisten en el desarrollo de las posibilidades recogidas en la legislació